lunes, 25 de abril de 2016

Otro Padre Marcelino

Los dos últimos años he corrido poco y he escrito menos. Desde el Maratón de Roma de 2014. Dolores, falta de tiempo, falta de motivación... excusas varias.

En estos dos años apenas he corrido 3 carreras de 10km. Y apenas he escrito unas cuantas entradas más en el blog. Y quizás sólo para recordarme que sigo corriendo. Dicen que un blog necesita más atención. Continuidad. No sé. Yo escribo solo cuando tengo algo que contar. No sé si eso es lo correcto.

Pero sigo corriendo.

Salida del Memorial Padre Marcelino 2016
El 17 de abril volví a hacer un 10km. El Memorial Padre Marcelino, una de mis favoritas. Volví a encontrarme con un buen número de amigos y compañeros del colegio y algún profesor (ahí seguimos 30 años después). Volví a correr con los amigos Fernando y Migue (de los pocos que han corrido las 10 ediciones de esta carrera) y con Luis y tantos otros compañeros del CP Agustinos (aunque a muchos no los conozco, los siento muy cercarnos). Volví a correr por las calles de Granada (de nuevo bajo la lluvia, como ocurre con frecuencia en esta carrera primaveral). Volvió a acompañarme reportera Maripepa.

Lo que no ha vuelto (aún) es el sub50 en 10km, pero se ha acercado (50:40). Ya volverá.

Eché de menos al amigo Pedro. Pero también volverá.

La novedad de este año ha sido contar con la compañía (mientras he podido seguirlo) de mi sobrino Álvaro. ¡Tenemos un nuevo trotón! Su juventud, condiciones y buena forma física se juntan para que, la primera vez que corre 10km, trotón Álv haya bajado de 50min (48:46) sin haber entrenado específicamente.

Y cuando me siento al teclado para escribir todo esto (después de haber vivido ayer, con envidia y sin acercarme demasiado, una nueva edición del Maratón de Madrid), me encuentro con la noticia más o menos simultánea del cierre (quizás temporal) de blogs de referencia para mi (Sosaku Runner, Vamos corriendo por Madrid, No le digas a mi madre que corro). Sosaku, Ra, Novatillo son para mi, cada uno en su estilo y con su tono, modelos a seguir (en la distancia, que todos ellos son más rápidos que yo). No importa que dejen de escribir en sus blogs. Seguirán corriendo (y eso es independiente de que yo me entere que siguen corriendo). Y quizás en alguna carrera nos encontremos y hasta es posible que los reconozca (o no, que en eso soy muy malo). ¡Salud, buenos entrenamientos y buenas carreras!